Menú Principal
img_6242
5 de junio de 2017

Cómo el esmalte de uñas llevó a reforzar el control de las infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS)

La higiene de manos es reconocida ampliamente como la medida más importante para prevenir la propagación de las infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS). Para fortalecer la adherencia a esta práctica y la lucha contra gérmenes resistentes dentro de nuestro hospital, el Programa de Control de infecciones del HUAP implementó la estrategia multimodal de adherencia a la higiene de manos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta experiencia y sus resultados se expondrán en un poster en la Conferencia Internacional de Prevención y Control de Infecciones (ICPIC), en Ginebra, Suiza. Pero la historia de cómo llegaron ahí comenzó en forma inesperada.

Karen Ulloa, enfermera del Programa, cuenta que la iniciativa partió “al preguntar por un tema muy casero sobre el uso de esmalte de uñas en la atención clínica, contacté a una doctora en enfermería especialista en infecciones, Naldy Febré, y en conjunto con Viviana Muñoz, enfermera de BBraun, nos presentaron la estrategia de la OMS”.

El rol del Departamento de Comunicaciones fue central en el éxito de la estrategia. Karen Ulloa enfatiza que “Matías Echavarría, diseñador del hospital, fue el gran creador de toda la estrategia visual, nos dio la idea de asignarle a todo lo de higiene de manos un color amarillo, entonces ahora en todos los carteles del Hospital hay un lugar especial para higiene de manos, lo que favorece el mensaje visual para todo el personal del hospital”. Además de las piezas gráficas, el Departamento de Comunicaciones elaboró tres videos educativos sobre higiene de manos y el uso de elementos de protección personal para enfermería lo que facilita el aprendizaje.

Ana María Seguel anuncia que “lo que esperamos conseguir de aquí a fin de año es tener implementada la estrategia en todo el hospital, así aumentar la adherencia a la higiene de manos sobre un 80% y disminuir las infecciones. Si la Unidad del Paciente Crítico (UPC) pudo aumentando del 50% al 80%, todos pueden hacerlo. Si logramos un 80% seríamos un hospital modelo”.