Menú Principal
calle
4 de julio de 2017

El desafío de una atención de salud digna a personas en situación de calle

Solo en la Región Metropolitana viven tres mil personas en situación de calle (PSC) de las cuales más del cincuenta por ciento habita en la Comuna de Santiago. En el HUAP, el Servicio Social de Pacientes asume la tarea del manejo integral de las personas en situación de calle con problemas de salud, su derivación interna y su posterior re inserción en el sistema de cuidados y redes de apoyo.

La Jefa del Servicio Social de Pacientes, la trabajadora social Nataly Flores, precisa que con frecuencia el paciente en situación de calle ingresa como NN, sin documentación, y entonces lo primero que hacen después de que recibieron atención de salud y están estables y tratados, es tomar sus huellas digitales en una coordinación rápida con el Registro Civil, lo que permite obtener su identidad en 10 a 15 minutos.

Detalla que cuando los pacientes ingresan solo por un tema de menor complejidad, “se van a hospedería, cuando son muy autónomos. Si está orientado cognitivamente y direcciona conversación él expresa si quiere entrar a un sistema cerrado, si quiere ingresar a un sistema abierto de casa de acogida o si quiere ir a un albergue”.

En ese momento, los profesionales de Servicio Social activan todos los dispositivos y logran que, en la mayor cantidad de oportunidades, “el paciente reflexione sobre cuál va a ser su posibilidad a su egreso. Ahí es postulado a distintos dispositivos que es lo que nosotros llamamos “puntos de colocación”, transitorios o definitivos. Dentro de estos el Hogar de Cristo es nuestro dispositivo más potente para el ingreso”, acota Nataly.

Hoy, existen cerca de 10 personas en situación de calle hospitalizadas en el HUAP. En comparación con otros hospitales de la red, que no están tan presionados por este fenómeno, Nataly afirma que como “como Posta Central entregamos un servicio de excelencia para las PSC y no solo para ellos, también para los pacientes inmigrantes y transgénero”.